"Planta un árbol y cuida de él mientras crece"


www.consultoraeyf.com

9 de junio de 2008

Huelga de dinero



Viajando desde Lima hacia el norte me encuentro con Giuseppe. A partir de ahora un amigo del camino. Le dedico una líneas.

Viajar sin dinero es posible y Giuseppe lo sabe muy bien. Este italiano salió de su casa con un dólar en el bolsillo y ya recorrió 38 paises. Tiene 31 años. Pelo largo enrulado. Bigote de los años ´20 y una sonrisa de oreja a oreja.

Está en huelga de dinero. Decidió rechazar momentaneamente el vil metal ya que (según él) el dinero cambia a la gente. La vuelve mas egoísta. Viaja haciendo dedo y pidiendo comida. Así me lo encontré en la ruta.

Es tan raro este italiano que para tomar desiciones importantes utiliza la moneda. Cara o cruz. Si o no. Al principio este método lo utilizaba para cada desición. De esa forma llegó a estar perdido tres días en el desierto del Sinaí al borde de la muerte. Sin agua ni comida. Luego de esta situación extrema se dió cuenta que tenía que tomar desiciones en su vida.

Giuseppe se gana el derecho de pedir viajando. Caminando. De esa forma estimula la solidaridad en la gente. Ha visitado muchos lugares de este mundo. El tsunami del 2005 lo vivió en el sur asiático. En la otra orilla. Cuenta que el mar desapareció en un segundo.

Estuvo con mucha gente. Mafiosos, musulmanes, millonarios, ladrones y pobres lo alojaron en sus casas. En la india lo trataban como un peregrino, un Sadhu, un Mahatma Gandi. En Sudamérica la gente lo humilla. Lo mira como un mendigo. Un parásito o una persona peligrosa para la sociedad.

Un short estilo mundial 86. La mochila militar de los años 70 y el pasaporte lleno de sellos son los bienes mas importantes que posee. Giuseppe cumple una función social. Hace que la gente sea menos egoísta

1 comentario:

judith dijo...

Este hombre (giuseppe) es un berraco como decimos en colombia, lo conocí en la paz bolivia y viajamos con el hasta el perú, cuando paso por colombia se hospedo en mi casa, me hubiese gustado atenderlo mejor, es un gran hombre y lo queremos mucho. y a ti gaucho te admiro, me encanta saber de esas historias, tambien tube la edificadora experiencia con mi hermana. Suerte y que Dios te acompañe, el es maravilloso y existe. Judith judithchaux@hotmail.com