"Planta un árbol y cuida de él mientras crece"


www.consultoraeyf.com

10 de septiembre de 2008

Choque

Estoy en Cartagena, la ciudad amurallada. Manejo por el carril izquierdo de una avenida muy transitada. Hay un colectivo delante mio. Se detiene y se queda parado para que un pasajero se baje. Lo veo muy cerca. Clavo los frenos y la nave no responde. No frena lo mas mínimo. Me asusto un poco, frena... frena... escucho un gran ruido. La nave ya está incrustada contra el paragolpes del colectivo:

–Choqué, ¡la puta que lo parió!.

Me bajo esperando lo peor y me imagino buscando una grúa para llevar el auto a no se donde, es sábado a la noche. Miro el capó y está hundido. No le pegué con el paragolpes sino un poco mas arriba ya que el colectivo es mas alto. Observo bien todo el frente y por suerte las consecuencias no son tan graves. Fue mayor el susto y el ruido. Miro el radiador, está sano y salvo. El auto sigue prendido sin ninguna falla. Se baja una persona del colectivo y me dice que le despinté la parte de la chapa. Los daños para él son insignificantes. Igualmente me reclama, yo le respondo que tengo seguro contra terceros. Él me mira frotando el dedo gordo con el índice:

–¿Que plata? ¿Estás en pedo? ¿De quien fue la culpa?

Que esta sanguijuela se vaya a visitar a su madre. Por suerte fue solo un susto aunque ahora tendré que ver la nariz de la nave abollada por un buen tiempo.

1 comentario:

Cesar Pablo Verdes dijo...

Que cagada! ¿Lo arreglaste?