"Planta un árbol y cuida de él mientras crece"


www.consultoraeyf.com

14 de febrero de 2009

El caminante

Soy bastante sentimental.
Soy rabioso en primera instancia. Muchos años esa rabia la utilicé en forma negativa, pero en ocasiones ha sido una emoción muy positiva que me ha entregado mucha energía para construir mi propio camino... este viaje... este libro. La rabia aparece en las puntas de mis dedos, en mis manos, en mis pies. La he utilizado mucho para seguir adelante, para no aceptar un sistema de transporte marítimo tradicional y buscar una solución simple y económica en mi cruce a Panamá. Muchas cosas me dan rabia, pero ahora intento usarla en positivo para construir o transformar mis realidades.

Me afecta el dolor ajeno, la falta de comida, la falta de oportunidades. Me afectan las agresiones, intromisiones y falta de respeto a mi persona. No me gusta que se entrometan en mi vida sin antes preguntar qué siento. Si eso ocurre hasta puedo llegar a vomitar. Es un mecanismo de defensa contra el dolor.

Soy miedoso y mi columna vertebral me avisa sobre una situación de peligro. He vencido mis miedos. Me ha servido para cambiar de rumbo en el momento y de forma automática. Un día caminando por una calle de un barrio de Sudamérica se me acercó una persona y en el momento que la miré mis vertebras me avisaron que algo andaba mal. Me ofreció “coquita y marihuanita” y
me persiguió, pero logré alejarlo civilizadamente... gracias a ir un paso adelante... gracias a mis vertebras. En mi ingreso a Colombia todos me decían que era un país muy peligroso pero mi curiosidad y mi rabia en positivo por lograr lo que quiero me hizo superarme. El miedo me sirve para escapar en las ocasiones propicias o lo pudo tapar con la rabia en positivo cuando quiero avanzar en mi camino.

Soy alegre y no lo sabía. Me gusta sacar chistes irónicos de mí mismo. Lo heredé de papá. No soy humilde por ser yo, sino por que él lo es y de alguna forma me lo transmitió. Me gustar reírme. Me agrada disfrutar momentos en soledad, como la escritura o la lectura.
De mamá heredé la sensibilidad, el empuje, el ir para adelante cueste lo que cueste y las ganas de llorar cuando me agreden.

Me gusta preguntar sobre las cosas que le gustan hacer a las personas. Soy curioso, me gusta moverme, me gusta investigar y saber. Soy el preguntón del grupo. Me gusta hacer artesanías, trabajar con las manos y me gusta expresar lo que siento.Soy un poco de todo eso. Un poco de mi papá y un poco de mi mamá, mitad y mitad. Eso es todo lo que sé de mí ahora y que antes de comenzar este cambio desconocía.

2 comentarios:

Manuela dijo...

Ey caminante, te mando un saludo grande! soy Manuela del programa Las damas y los vagabundos.... Ahora estoy por Ecuador, cuando te des una vuelta por estas tierras avísame!
un beso

Alba dijo...

Hola Ezequiel!! Soy Alba de Suárez, me encantó tu libro!!!! Realmente admiro lo que hiciste, sos genial!!! El otro día te cruzé en la Av. San Martin y me dio una emoción muy grande, me encanta que Suárez tenga en su familia a gente tan linda... Un beso. Alba