"Planta un árbol y cuida de él mientras crece"


www.consultoraeyf.com

3 de marzo de 2011

Yo sabía que la plata iba y venía... yo sabía...

El lunes me quedé sin trabajo. Una vez mas. Al cabo que ni quería, decía el Chavo del 8.

Es así que ayer por la tarde salí para el centro de San Isidro a llevar un curriculum a un local recomendado por una amiga. Caminando feliz y contento, como cualquier persona libre que anda por la calle, veo a unos diez metros a una chica bastante linda se puede decir. Camino enfrentado a ella, nos acercamos y ambos  observamos lo mismo (no se hagan la cabeza)... "2 billetes de $100 cada uno tirados en la calle". Levantamos uno cada uno casi al mismo momento. Para ese entonces yo ya estaba emocionado, me dije, zas la pegué "llegó el dinero y el amor". Acto seguido, obvio...
- Te invito a tomar algo - le digo a la chica - ahora que tengo plata.
- No gracias ¿Serán de verdad los billetes? -dice.

Solo atiné a seguir mi camino. Es así que caminé unos cinco a diez metros mas y veo "otros $100 tirados en la calle". Enfrentado venían dos chicos charlando entre ellos. Casi pisan el billete (le pasaron a unos 20 cm) y no lo vieron. Lo levanté en el acto. Para ese entonces ya estaba saltando en una pata. Me dije "hoy es mi día de suerte"... parece que por acá hay plata... voy a seguir un poco mas... camino otro diez metros y ¿adivinen que? Si si señores, si si señoras, aunque no lo crean "otros $200 pesos argentinos" doblados, tirados en la calle, moviéndose con la fresca brisa de la tarde, en una calle céntrica a pocas cuadras de mi casa...

Obviamente los levante y los guardé en mi bolsillo... como no había ninguna viejita jubilada buscando nada en una manzana a la redonda los guardé de inmediato... Aunque yo creo que se le debe haber caído a un empresario amarrete de la zona, de esos que andan en super camionetas nuevas, super obsesivos, que su vida pasa por la plata y que no largan un billete aunque lo digan que le queda 24 horas de vida... (con respeto a los empresarios buena onda)

Para ese entonces ya estaba mas que emocionado, no sabía si llorar por mis derrotas o reírme a carcajadas por comprobar en la práctica real que en la vida todo se compensa, todo es energía que va y que viene y que si estás en un círculo donde confías que todo va a salir bien, que todo se va a solucionar de a poco sin obsesiones, con esfuerzo y creyendo en el amor... todo sucede, todo pasa, se acomoda y al fin y al cabo tenemos lo que merecemos.

Esta experiencia que me sucedió ayer... ¿será un simbolismo? será que todo lo que tenía y largue en los últimos 4 años ¿volverá transformado en algo mejor?¿que opinas?

NOTA IMPORTANTE: recuerdo que en este blog solo se escriben sobre experiencias reales y concretas.

1 comentario:

jose luis dijo...

tu sabes bien, que siendo una persona de bien mas temprano que tarde te llega una reconpensa, algunos lo llaman suerte yo lo llamo "causalidad", eres tu artifice directo de todo lo que te pasa....