"Planta un árbol y cuida de él mientras crece"


www.consultoraeyf.com

13 de junio de 2008

Una simbiosis

A medida que pasan los días, las noches y los kilómetros recorridos parece ir afianzándose una simbiosis entre mi humanidad y mi nave.

Anterior a estas situaciones vividas entre yo y mi nave nunca había valorado o tratado así a un auto, es mas, nunca creía que podría llegar a esta situación. Es que en el fondo se genera una especie de simbiosis, de relación de complemento, de servicio mutuo. Por un lado le doy lo que necesita, la escucho, le pongo el oído, le cambio el aceite, le miro el agua, la lavo y le pego calcomanías para que se vea coqueta. Es decir, hago todo lo que está a mi alcance para que funcione óptimamente y se sienta cómoda en las rutas desconocidas que atraviesa.

Lógicamente a cambio recibo el medio de transporte; un lugar para dormir, un refugio en el cual me siento muy cómodo. Muchas historias tiene y va a tener este auto el cual reconozco me sorprende cada día mas. Este carro al principio lo trataba como a una simple máquina de fierro y no como se debía, con la paciencia que requería, con el oído necesario que reclamaba.La simbiosis es cada vez mayor. Tal es así que ya no me interesa dormir en un hotel por que sé me va a brindar sus confortables asientos para que mi cuerpo tome sus descansos nocturnos.

1 comentario:

AnTi - dijo...

mu interesante tu viaje, mucha suerte en tu andadura!!